Internacionalización ¿Por qué, cómo y cuándo?

INTERNACIONALIZACIÓNMuchas veces se plantea un proceso de internacionalización de la empresa como recurso para salir de la crisis o bien como solución para crecer cuando su mercado ya ha alcanzado techo. Expandir una empresa sacándola al exterior puede dar respuesta a estos dos retos… ¡O tal vez no! Todo depende del enfoque.

En primer lugar salir al exterior presenta dificultades, precisa del apoyo prácticamente imprescindible de un consultor que conozca bien el país de destino. Estos “partners” están especializados en mercados concretos y nos pueden asesorar acerca de la conveniencia de operar o no en su mercado objetivo, véase por ejemplo a nuestro colaborador www.exportrends.com.

Contar con el apoyo de un buen proveedor en este terreno nos va a ahorrar una gran cantidad de tiempo y de dinero, además de aportarnos una solución a barreras difíciles de resolver en relación con la cultura del país y el conocimiento del mercado, la distribución, el consumidor, etc…

El proceso de expansión no es algo inmediato que pueda afrontarse con una mentalidad cortoplacista, pues puede resultar largo y laborioso cuando se trata de efectuar una implantación física en el país de destino si ésta es la alternativa más interesante. Además este proceso necesitará unos recursos que dejarán de estar disponibles para operar en el mercado de origen, así que en primer lugar hay que plantearse si lo que esperamos como salida de la crisis es algo rápido y casi gratis. Pues no será así.

Habrá que hacer estudios de mercado, calcular precios, planificar, localizar socios, crear una red de ventas o incluso una de asistencia técnica… y todo esto lleva su tiempo. Dependiendo además del país al que nos estamos dirigiendo este tiempo puede ser mayor o menor en función de dificultades añadidas de carácter coyuntural, estructural o cultural.

En el segundo caso, hay que plantearse si ésta es la mejor solución para crecer, pues tal vez con menos tiempo y recursos podemos desarrollar otro tipo de acciones para crear mercado en nuestro país de origen. Podemos crear nuevos nichos de mercado o nuevas oportunidades de negocio sin salir de casa y éstas pueden ser para nosotros más convenientes que meternos de lleno en un proceso de internacionalización.

Eso sí, cuando el enfoque es el adecuado y la internacionalización es la respuesta que estamos buscando; es una excelente opción pues nos proporcionará un óptimo ROI y unas posibilidades de negocio magníficas siempre que contemos con el apoyo de un consultor que conozca el país y tenga una visión amplia del mundo de la empresa.

Podemos decir que se trata de una cuestión de actitud personal, pues trasladarse a otro país puede significar realizar profundo cambios en nuestro modelo de negocio y nuestra forma de hacer las cosas. Internacionalizar supone innovar en numerosas ocasiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s